Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

lunes, 16 de julio de 2018

Guardería sí vs. Guardería no

Hay padres que no tienen elección en cuanto a poder decidir si llevar o no a sus hijos a la guardería: Trabajan los dos y no tienen otra opción.

Después estamos las familias (actualmente minoritarias) en la que uno de los dos no trabaja. En mi caso soy yo (y no por elección, pero ese es otro tema).

En estos casos empieza la duda sobre llevar a los niños o no a la guarde.
Yo lo tenía decidido: No los iba a llevar, teniendo en cuenta que en casa solo entra un sueldo los números no salen para todo, ya que no son precisamente baratas y más teniendo en cuenta que son dos niños a los que habría que matricular.

Pero aún así empezaron a asaltarme las dudas.
Todo el mundo empieza a preguntar: "¿Cuando empezaran la guardería? "
Ya dando por hecho que deben ir. Y cuando dices que no irán entonces empiezas a escuchar comentarios del tipo: "pues allí aprenden un montón"

Debido a la presión social empecé a pensar que perjudicaría a mis hijos por no llevarles. Pero pasa el tiempo y te vas reafirmando como madre, vas conociendo cada vez más a tus hijos y te deja de importar lo que diga la gente.

Mi opinión sobre este tema, después de leer a expertos y madurar como madre, es que la guardería no es algo necesario para el desarrollo del niño.

Los niños en generaciones anteriores eran una minoría los que iban a guardería (ya que las madres no solían trabajar fuera de casa) y eran escolarizados a los 4 años, no a los 3 como ahora, y todos aprendían a hacer todo sin ningún problema.

Es verdad que si van a la guardería adquieren antes habilidades como comer solos, dormirse solos, etc,...pero vamos son cosas que todo el mundo antes o después sabe hacer. No conozco a ningún adulto que no sepa comer con cuchillo y tenedor.

Después está el tema de que trabajan conceptos como los colores, preescritura y pintura, etc... por lo que desarrollan ciertas habilidades que cuando empiezan el cole se nota que el que no va a la guarde va un poco por detrás, pero no tardan más que unos pocos meses en ponerse al mismo nivel que los otros niños.

Además, muchos de estos conceptos también los aprenden en casa. El hecho de que no vayan a la guardería no significa que no aprendan con sus familiares interactuando y jugando con ellos de una forma natural. Y sobretodo a través de la imitación.

En mi caso en concreto también jugamos con puzzles, cuentos,etc.. a través de los cuáles van adquiriendo también nuevos conceptos como los colores.

Como os comentaba en el post de "mis hijos han empezado a andar con 21 meses" actulamente hay mucha prisa para que aprendan hacer todo enseguida y antes que el vecino. 
Y después nos quejamos de que crecen demasiado deprisa y el tiempo pasa muy rápido...

En definitiva mi conclusión es esta: La guardería no es imprescindible pero tampoco es perjudicial. 

Pienso que si no es estrictamente necesario, no llevaría a mis hijos a la guarde antes del año y medio más o menos que es cuando empiezan a beneficiarse de esos nuevos aprendizajes.

Y desde mi punto de vista, por debajo de esa edad donde mejor cuidados y atendidos estan es con sus familiares y su entorno.

Por eso y de ahí el post de hoy, este año mis hijos sí iran a la guardería.

Los motivos son los siguientes:

Teniendo en cuenta que son dos niños de la misma edad, tal y como van creciendo se me hace más complicado estar sola con ellos.

Estar en casa con los dos es agobiante para ellos y para mi. Ya que tienen cada vez más necesidad de movimiento.
Y además a la hora de intentar hacer puzzles, leer cuentos, etc,...cada vez se complica más porque si uno está por la labor pero el otro no ya poco puedes hacer.

Salir con los dos sola al parque y a la calle en general cada vez también es más difícil porque no quieren estar en el carro y no paran de rodar de un sitio a otro y cada uno por su lado.

Así es que si hay algo que sí  que me tiene un poco "con el come come" es que por el hecho de ser dos les tengo que limitar más de la cuenta y eso sí que no me gusta nada.
(Al igual que los quería apuntar a la piscina y no lo he hecho hasta este verano porque me lo veía muy complicado ir sola con ellos)

Por otra parte, hemos tenido la suerte de obtener plaza en una guardería subvencionada así que en lo económico no nos supondrá ningún problema.

Y así las cosas, en dos meses empezaran la guardería. Para ellos será un cambio tremendo pero para mi también.
Ellos los primeros días llorarán y yo también 😅
Aunque ahora solo veo los beneficios del hecho de que vayan sé que cuando llegue el día lo voy a pasar muy mal.

¿Y vosotras estáis a favor o en contra de las guarderías? ¿Lleváis a vuestros hijos? ¿Desde que edad?

sábado, 23 de junio de 2018

Como evitar las picaduras de mosquitos

Sobra decir que el verano es una época del año maravillosa. 
Llega el momento de poder ir a la playa, de las vacaciones, de disfrutar al aire libre...

Pero si hay algo de esta estación que nos molesta a todos es sin duda la llegada de los mosquitos, y más desde que llegaron a nuestras vidas "los malditos mosquitos tigres".

No se en otras zonas, pero en el levante ya hace unos cuantos años que nos llevan por la calle de la amargura.
Antes los mosquitos solo picaban de noche y el picor duraba un rato, pero con los tigre te pueden picar en cualquier momento del día, y el picor dura tres o cuatro días.

El año pasado a mis hijos apenas les picaron. 
Así que solo usaba el repelente eléctrico de botellita por las noches y con eso íbamos bien.
Pero este año han empezado fuerte, y nada más llegar el calor han acribillado a mis pobres criaturas. 

Así que no me ha quedado otra que buscar repelentes más efectivos:

Y gracias adiós he encontrado uno que realmente lo es: "Relec infantil"
Lo compré en la farmacia y no puedo estar más contenta con el resultado.


Lleva el componente IR3535. 
Justo hace un par de días leí de casualidad (cuando ya lo había comprado) un post en el blog del Club de Malasmadres publicado por Marían García, más conocida como Botigaria Garcia, en el que afirma que los que llevan estos componentes son relamente efectivos. 
Para un poco más de exactitud científica os dejo el enlace ha dicho post.

Yo sigo contando lo que nos funciona a nosotros.
Bien, dicho repelente es una loción muy cómoda de poner. 
Se puede aplicar por todo el cuerpo, exceptuando la zona de los ojos y los labios y las manos, ya que luego se las pueden llevar a la boca.
Es apto para niños de 2 a 6 años y tiene una duración de 6 horas.
Os aseguro que desde que se lo pongo no les ha picado ningún mosquito.

Este lo uso de día cuando vamos a alguna zona al aire libre: A la casa de verano de mi madre, algún pinar, etc...
Por la noche sigo usando los repelentes eléctricos de botellita que nos siguen funcionando muy bien.
En concreto uso esta de la marca Bosque Verde de Mercadona.


¿Y que producto usamos una vez nos han picado para aliviar el picor?

Con los niños uso "Fenistil", es una crema en gel que venden en farmacias.
También es efectiva para adultos. 
De hecho, hace unos días me lo apliqué y el  picor me desapareció al instante.


Otra cosa que también he usado siempre para mi, y va bien con los niños (aunque no lo suelo usar desde que descubrí Fenistil) son los polvos de talco o talquistina.
A mi personalmente siempre me ha aliviado mucho. 


Y por último, algo que va muy bien para reducir el hinchazón es aplicar frío en la picadura. Ya sea un cubito, una lata fría de cerveza, coca-cola, etc...

Si se lo vaís a aplicar a los niños poner el cubito o la lata enrollado con una servilleta de papel para que amortigüe un poco esa primera sensación de frío. 
Y sí, este es sin duda el "remedio casero de la abuela" 😄

¿Y vosotras como intentáis convatir los mosquitos? 
Contadme si tenéis algún otro remedio relmente efectivo.

lunes, 18 de junio de 2018

Recetas saludables para niños

Hace unas semanas a raíz de una publicación que subí de un plato de pasta en instagram pregunté si os interesaría un post con ideas de recetas. 
Como el resultado fue un pleno de síes, pues aquí va dicho post, ya que lo prometido es deuda.

Recetas saludables:

Pasta con verduras:
Esta fue la receta que desencadenó este post así que debe ser la primera.
Hace años, antes de que nacieran mis hijos, pensé en hacer la pasta de alguna forma que se saliera de la tradicional boloñesa o carbonara, y ya de paso que fuera algo más saludable.
Hice este experimento y quedó muy bien así que se ha convertido en un plato casi semanal en mi casa. 
A los niños se la preparé (y a pesar de mis dudas porque iba sin tomate) les encantó.


Os cuento como lo hago:
Por una parte pongo la pasta a hervir.
En una sartén sofrío la verdura. Suelo poner ajo, cebolla, zanahoria y champiñones pero la verdad que cualquier verdura le va bien. A veces pongo calabacín en sustitución de la zanahoria o los champis y también queda muy bien. Pero vamos también podeis porbar lo que se os ocurra: pimientos, espárragos trigueros,etc...

Cuando ya lo tengo lo mezclo todo y añado una de estas dos cosas: O un huevo hervido o una lata de atún (que desde que lo hago también para los niños lo sustituyo por bonito), le pongo un poco de queso rallado y ya tenemos un plato muy saludable y muy completo.

Las últimas veces también añadí un puñado de semillas mezcladas que venden en mercadona ( para los niños de momento no les he puesto, pero simplemente por si por la textura de las semillas no les gusta)


Versión un poco más saludable del arroz a la cubana:
De vez en cuando mis hijos comen arroz a la cubana y les encanta. Pero hará como dos semanas no sabía que hacer para comer y pensé en dicho arroz, pero luego me acordé que hacía días que no comían pescado y prefería que lo comieran.

Así que inventé esta receta: Arroz con pescado y tomate:
Puse el arroz a hervir y hice merluza a la plancha (también se puede hacer al hormo)
Por otra parte pelé y trituré unos tomates naturales y los heché por encima.
Quedó una receta estupenda para ellos que les encantó y desde entonces ya he repetido en un par de ocasiones más.

Os prometo que el pescado está aunque no se vea

Bolitas de brócoli:
Esta receta la saqué de la cuenta de instagram de @cenasparapeques y sinceramente, le debo un monumento porque me sacó de un apuro importante.
A principios de este invierno mis hijos pasaron por dos gastroentiritis bastante seguidas y con una diarrea prolongada, así que uno de mis hijos dejó de querer comer sólidos ( a excepción del pan y un poco de fruta) y lo quería todo triturado. 
Total que probé a hacer esta receta y se lo comió todo sin problemas, no dejó ni una miga, y desde ese día poco a poco pudimos volver al sólido.
Así que si tenéis niños que por lo que sea os dan problemas para comer os recomiendo que la probéis.


Ponéis un brócoli a hervir y cuando lo tengáis lo aplastáis con un tenedor y mezcláis con dos huevos batidos, 120gr de pan rallado, un puñado de queso rallado y una pizca de sal. 
Haced bolitas con las manos y las rebozáis con pan rallado.
Ponerlas al horno calentado a 180º, y en 20 minutos lo tenéis listo. Podéis poner un poco de grill para que queden más doraditas.

Pastel de espinacas con pasas y piñones:
Esta receta es muy parecida a la típica tortilla de espinacas (a la que yo suelo recurrir mucho) pero es verdad que es más saludable al estar hecha al horno y evitar sofritos, mis hijos se lo comen muy bien también.
La saqué de la cuenta de instagram @realfooding_


Batimos dos huevos y ponemos un poco de sal y cebolla en polvo.
Lo mezclamos con espinacas (yo para esta receta uso las que venen en supermercados que ya van cortadas y preparadas para usar), piñones y pasas (yo no pongo pasas)
Lo ponemos en un molde (previamente engrasado) y lo ponemos al horno durante 25 min. a 180º.

Calabapizza:
Esta es una receta de Isasaweis.
La hice hace años para mi marido y para mi, a mi marido no le entusiasmaba así que dejé de hacerla. Hace poco se me ocurió hacerla para los niños y literlamente la deboraron. Así que ahora la hago mucho para nosotros tres.


Cortamos dos calabacines grandes a dados, luego hechamos por encima una lata de atún (o bonito), seis cucharadas de tomate frito (uso este de la foto que no lleva azúcar) queso rallado y orégano.

Es de Aldi

Lo ponemos en una fuente apta para microondas y lo tapamos con papel film al que le hacemos unos agujeros (yo uso una tapa que compré en ikea específica para microondas y ya lleva los agujeros) y lo ponemos al micro durante 20 minutos.
Y a disfrutarlo!

Menestra con arroz:
Esta es tan fácil de preparar que no se le puede llamar ni receta.
Ha sido un descubrimiento de no hace mucho y me salva de un apuro en un minuto.
Simplemente tenemos que tener estos dos alimentos, que son buenos procesados, y con poner el arroz un minuto en el micro, escurrir la menestra y mezclarlo todo tenemos un plato sano y rapidísimo de hacer.



Mis hijos se chupan los dedos con él. 
Aunque no os voy a mentir, pocas cosas hay que no les guste a ellos.

Es verdad que si voy con algo más de tiempo prefiero mezclar la menestra con arroz hervido en casa o con algo de pescado o carne. Pero como ya os he dicho, para momentos de apuros va geneial.

Pues bueno, os confieso que tengo alguna recetilla y algún truquillo más para sacarme de determinados apuros pero para que no se haga tan largo el post lo dejo aqui por hoy.  
Pero prometo que habrán futuros posts de recetas y trucos en los que iré añadiendo nuevos descubrimientos, ya que siempre voy investigando y dándole al coco para que en casa comamos de una forma saludable y sin aburrirnos de comer siempre lo mismo.

¿Y a vosotras que recetas os sacan de un apuro? 
Podéis dejarlas en comentarios y vamos ampliando la lista.

jueves, 14 de junio de 2018

Felicidades mis niños

Carta a mis hijos:

Felicidades mis niños, hoy es vuestro cumpleaños y cumplís dos añitos ya.
Y hoy también hace dos años en los que me convertí en mamá a efectos prácticos, porque os aseguro que yo os empecé a sentir como hijos en el momento en el que el test de embarazo dio el deseado positivo. 


Nunca en mi vida imaginé que vendríais los dos a la vez, fue algo que nadie nos podíamos imaginar. Cuando nos dieron la noticia y aunque os confieso que de entrada me quedé en shock (papá irradiaba felicidad desde el primer segundo que se enteró) pronto empecé a sentirme la mamá más afortunada del mundo y a fecha de hoy me sigo sintiendo igual.


Desde ese momento nuestras vidas cambiaron para siempre.
Llegasteis en el momento perfecto, lo pusisteis todo patas arriba y nos llenasteis de la felicidad más pura. 



Por eso hijos mios hoy no quiero solo felicitaros por vuestro cumpleaños. También quiero daros las gracias:
 
-Gracias por venir los dos juntos porque en esta vida las mejores cosas siempre llegan a pares. 


-Gracias por hacerme conocer el amor más puro, incondicional y sincero que pueda existir.


-Gracias por llenar esta casa de risas, de llantos, de amor, de pataletas, de inociencia, de desorganización, de complicidad...en definitiva de vida. 


-Gracias por quereros como os queréis, de ser cómplices y compañeros de vida. Muchas veces discutís por juguetes, por estar en brazos de mamá, os molestáis el uno al otro... pero también os dáis besos, abrazos, miradas cómplices, momentos únicos de risas que valen millones. Y yo solo espero que esto sea así para siempre, y os aseguro que por mi parte haré lo que tenga que hacer para que no cambie nunca. 


-Gracias por enseñarme tanto: Me habéis enseñado a ser mamá, a ser más paciente, a volver a ser un poco niña, a vivir tranquila aunque tenga la casa desorganizada (porque eso también implica que hay mucha vida), a ver que soy más fuerte de lo que pensaba...


-Gracias por darme la oportunidad de poder volver a ilusionarme por pequeñas cosas reviviéndolas a través de vosotros.


-Pero sobre todo gracias por ser como sois:

Sois los niños más buenos que pueden existir, y a pesar de las dificultades que conlleva criar a dos bebés a la vez, nos lo habéis puesto muy fácil.
Desde recién nacidos habéis sido niños poco  llorones, de buen dormir y de buen comer. Pero eso es lo de menos. 



Lo importante es que sois unos niños muy simpáticos y risueños, que sois generosos y sabéis compartir.
Siempre habéis puesto muchísimo interés en ver y aprender cosas nuevas, y de esto papá y yo estamos tremendamente orgullosos.
Sois niños pacientes que para ciertas cosas os tomáis vuestro tiempo, y yo de eso me siento también especialmente orgullosa.
Os adaptáis sin problemas a las nuevas situaciones a las que os váis enfrentando. En ese sentido siempre me sorprendéis para bien. Muchas veces tengo yo más miedos que vosotros.
Sois cabezones y os enfadáis cuando no conseguís lo que queréis o cuando queréis hacer las cosas a vuestra manera, pero eso también es positivo porque significa que estáis creciendo y os estáis haciendo mayores.
También sois bastante obedientes y a pesar de que ahora mismo estáis en una de las edades más conflictivas, no tenéis grandes rabietas y aceptáis otras opciones que os damos cuando no puede ser lo que queréis.
Porque aunque ahora no lo entendáis también os tenemos que poner límites.


Mis niños, no puedo estar más orgullosa de teneros a mi lado y de poder vivir tantas cosas juntos.
Pero aún nos queda un largo camino con muchísimas cosas más por vivir, aprender y disfrutar en familia.


Yo os prometo que siempre estaré a vuestro lado para seguir caminando por este largo paseo que es la vida. 

Para acompañaros en vuestros éxitos y también en vuestros fracasos y sobre todo enseñaros a levantaros cuando os caigáis, porque sí hijos mios la vida va de eso: "De caer y levantarse y no desistir" y eso, que no siempre es fácil, con cariño, respeto y amor se lleva mucho mejor.

Y para finalizar solo quiero deciros que os quiero con locura y que sois lo mejor que me ha dado la vida. Y esto mis niños quiero que no se os olvide nunca.

lunes, 4 de junio de 2018

Mis hijos han empezado a andar con 21 meses

No se muy bien como empezar a redactar este post, pero lo que sí que tengo claro es que quiero escribirlo y mandar un mensaje de tranquilidad.

Sé de entrada que va a ser un post con muchas visitas, pero la verdad, me gustaría que el número de visitas que pueda alcanzar este post hoy lo hicieran otros porque no es precisamente lo que pretendo con este.

Lo que pretendo, es como siempre en este blog, que personas que puedan estar pasando por situaciones similares tengan en que apoyarse y como ya he dicho, mandar un mensaje de tranquilidad sobre este tipo de situaciones y normalizarlas.

Ya que la gente si un niño con los 12 meses recién cumplidos no anda aún ya estan todos tirándose las manos a la cabeza y lo que es peor, poniendo presión a los padres.

Pero bueno, voy a intentar empezar por el principio:


Siempre he sabido que mis hijos tardarían en andar, a una madre este tipo de cosas nunca se le pasan por alto, tardaron en aguantar la cabeza un poco más de lo normal, en aguantarse sentados, en gatear, en ponerse de pie...


Pero os voy a decir una cosa: Aunque muchas veces me preocupaba y me agobiaba, no os voy a mentir... en el fondo siempre he sabido que no había nada de que preocuparse, creo que las madres sin ser médicos tenemos una especie de "sexto sentido" para intuir si nuestros hijos tienen algún tipo de problema grave o no. 
Yo veía que aunque tardaban más que otros niños en hacerlo iban llegando a todo, por lo que eso siempre me tranquilizaba.

Pero aún así, cuando tenían unos 7 meses y no se sentaban aún bien se lo comenté a la pediatra y fue contundente: "No había nada de lo que preocuparse"
Así, que intenté no darle más vueltas al tema.

Luego vino la revisión de los 12 meses y la de los 15 y la pediatra me dijo que hasta los 18 meses se considera normal y que además no se tenía que perder de vista que habían sido un poco prematuros. 




Cuando tenían 16 o 17 meses, a mi marido y a mi el hecho de que no andaran se nos empezó a hacer pesado, ellos se iban haciendo mayores y cada vez tenían más energía, querían ir a jugar al parque, querían bajar del carro allá donde íbamos, y claro como os podéis imaginar soltar a dos niños a gatas a según que sitios no es lo más seguro ni higiénico. 

Recuerdo un día que llegamos al parque y al soltarlos nos dimos cuenta de que estaba el suelo todo mojado y los tuvimos que cojer, meterlos en el carro e irnos, imaginaros la llorera que cojieron, y así casi cada día. 
Además, aunque sepas que están bien tampoco es agradable para unos padres ver como sus hijos puedan estar perdiéndose cosas por no andar.

Este fue uno de los motivos por los que decidimos apuntarles a la actividad de "La caixa dels colors", que os comenté en este post. 
Necesitábamos que pudieran jugar, estar sueltos y que disfrutaran en un lugar seguro e higiénico, y la verdad fue la mejor decision que tomamos. Ellos se lo pasaban muy bien y nosotros nos quitamos esa sensación de tener que estar reteniéndoles.

Y si además no teníamos bastante con este tipo de cosas empezó a meterse la gente donde no le llamanban.
La pregunta con cara de sorpresa al verlos gatear: Pero que tiempo tienen? Y no andan aún? Y mirarles como si fueran dos bichos raros...
Oye, pues como madre que intentas proteger a tus hijos, te dan ganas de cojerlos y pirarte de allí. 

Pero no, nunca lo hacía, porque estoy muy orgullosa de mis hijos con sus cosas buenas y con las malas como todo el mundo y no había nada de lo que avergonzarse.

Pero de verdad, yo cuando veo a un niño jugando en un parque no me fijo en lo que sabe o no sabe hacer y nunca nunca en la vida si no conozco a los padres de nada se me ocurre preguntarles así de sopetón que edad tienen sus hijos, así porque sí, para compararles con mis hijos y sentirme satisfecha de ver que el mio corre más, habla más, etc,...que es lo que muchos padres hacen.

Pero oye, no estaría mal dejar un poco a los niños de lado en esto de querer competir por todo, ya que son solo eso, niños. 

Ellos solo quieren jugar, divertirse, sentirse queridos por sus allegados y ser felices y hay que dejarles crecer y explorar a su ritmo.

Total, que volviendo al hilo: A los 17 meses mi marido y yo, por todos estos motivos (más por nuestras preocupaciones que por lo que pudiera decir la gente) decidimos llevarlos por el privado a una fisioterapeuta especializada en estimulación infantil. 

La pediatra hasta el momento decía que estaba dentro de lo normal, pero nosotros como padres nos quedábamos más tranquilos con una segunda opinión.

La fisio, al preguntarnos por su edad, por la semana de nacimiento y lo que hacían a nivel motor en ese momento fue muy clara: "Todo estaba dentro de la normalidad".

Al explorarlos un poco fue contundente: "Aún tardaran en andar, les falta madurez pero es su ritmo y entra dentro de la normalidad, olvidaros de contar meses, lo harán cuando tengan que hacerlo".
Y efectivamente no se equivocó, de los 17 a los 21 aún quedaba un rato.


Pero nos lo cojimos con humor y solo nos centramos en el bienestar de nuestros hijos: Si van a gatas por el parque y se ensucian, pues que lo hagan pero que disfruten.
Y a los comentarios ni caso. 


En la revisión de los 18 meses, le dije a la pediatra que estábamos yendo a la fisio y que nos decía que los veía bien y que no había ningún tipo de problema, solo había que dejarles que maduraran. 

Por lo que esta no los deribó a ningún especialista que es lo que suelen hacer en la Seguridad Social sino andan a esta edad.

A pesar, de ir a la fisio la verdad que andaron cuando tuvieron que hacerlo y apenas los estimulamos.
Íbamos a sesión cada 3 o 4 semanas, donde nos mandaba ejercicios para hacer en casa. Y sincermanete, pocas veces lo hacíamos, porque o ellos no querían colaborar o nosotros estábamos cansados y no nos poníamos a ello.


Así que ya veis, sí mis hijos han tardado bastante en andar, pero lo han hecho cuando se han sentido preparados y a su ritmo. 


Pero por ejemplo, la motricidad fina la han llevado siempre estupendamente, el primer diente les salió a los 4 meses y antes de los 12 ya los tenían todos y un par de muelas. Con apenas dos años son dos loritos.

En cambio hay padres preocupados porque sus hijos con 12 meses solo tienen un diente, o porque con casi dos años no hablan,...

Y lo que quiero decir con esto es que cada niño es un mundo y lleva su ritmo y hay que respetarlos y aceptarlos.

Que los adultos tenemos mucha prisa por todo y actualmente nos agobiamos mucho con el tema este de los hitos, pero cada niño como ya he dicho lleva un ritmo y hará las cosas cuando se sienta preparado. 


Mientras veáis crecer a vuestros hijos bien, vayáis a todas las revisiones y no hay nada alarmante disfrutad de ellos, de cada una de esas etapas que ya no volveran y hacer oídos sordos a comentarios de gente que habla por no callar, y por supuesto si hay algo que os preocupe hablararlo con vuestros pediatras.

sábado, 26 de mayo de 2018

Como evitar los biberones nocturnos

Hace dos semanas en este post os conté el problema que estábamos teniendo con los gemelos y sus biberones nocturnos y como íbamos a intentar solucionarlo.

Así que hoy vengo a contaros el resultado que nos ha dado:

Hace dos sábados era la noche que teníamos que empezar con el plan.
Y os voy a ser scincera, cuando se acercaba la noche y era la hora de darles la cena y acostarles me entró el pánico e incluso le llegué a decir a mi marido de dejar las cosas tal y como estaban.

Pero la verdad era que no podíamos seguir así, por lo que me hice al ánimo y pusimos el plan en marcha.

No podía empezar de la peor manera, el primero se despertó a las doce de la noche (cuando lo solían hacer a partir de las 4 de la madrugada más o menos), pensé: "Madre mía...ya no pegamos ojo en toda la noche".

Pero para mi sorpresa lo llevamos a la cocina, le dijimos que no había leche y aunque lloró y se quejó un poco se conformó. Le puse el chupete y lo dejé en la cuna y se quedó medio dormido, pero a los cinco minutos ya estaba otra vez. Sin perder los nervios repetimos el proceso y esta vez funcionó perfectamente, ya no se volvió a despertar.

Me quedé alucinada, la verdad. Pero no las tenía todas conmigo, ya que pensaba que era muy pronto, llevaba poco rato durmiendo y se le apoderó el sueño, pero que a las cuatro o las cinco de la madrugada iba a ser más complicado.
Pues bien, hasta las 8:30 de la mañana siguiente no se volvió a despertar. Y estoy segura que si se lo hubiera dado a las doce, a las cinco o las seis hubiera pedido el segundo.

El otro gemelo se despertó por primera vez casi a las seis de la mañana, volvimos a hacer lo mismo y se conformó rápidamente. Me lo acosté conmigo un rato en la cama (porque a él le cuesta más dormirse solo en la cuna) y a los cinco minutos lo pasé a su habitación.

Después de que la primera noche había ido así de bien estaba super contenta, pero a pesar de eso y aunque se supone que la primera noche es la más complicada no me quería hacer ilusiones. 




Llegó la segunda noche y se despertaron los dos a la vez pidiendo el bibe a las cinco. Y le dije a mi marido: "Ahora sí que será complicado".
Porque al estar los dos, si uno se tranquiliza pero escucha al otro se lía la cosa. 

Pero para mi sorpresa, una vez más, a la media hora ya estaban durmiendo cada uno en su cuna sin haber tomado bibe, claro.

La tercera noche fue exactamente igual que la segunda.

Llegó la cuarta y el primero se despertó sobre las tres y ya no lo bajé a la cocina. Lo cogí en brazos le dije que no había leche y que tenía que dormir que estaban todos durmiendo. Se conformó y a los pocos minutos ya estaba durmiendo.
Cuando se despertó el segundo hice exactamente lo mismo y funcionó igual.

Y desde esa noche duermen del tirón y no han vuelto a pedir biberón. 

A veces tienen algún ligero despertar y los oigo lloriquear pero les pongo el chupete y siguen durmiendo. Pero vamos, esto siempre lo han hecho alguna vez y no tiene mayor importancia.

Así que como veis el plan funcionó, y además fue todo mucho más fácil de lo que me imaginaba porque yo ya me los veía dos o tres horas llorando desconsolados, pero nada más lejos de la realidad.

Creo que lo que hizo la cosa más fácil para que funcionara con rapidez fue el hecho de avisarles un par de días antes, así es como que llegan un poco más sabedores y no les pilla de sopetón. 


Por tanto, el consejo que os doy si alguna vez os pasa esto, es por una parte, intentar que no os pase como a mi y cortar la cosa antes. 

Y si llegáis a la situación en la que estábamos nosotros no tengáis miedo de afrontarlo, preparar el plan bien y poneros de acuerdo con vuestra pareja para estar los dos convencidos y apoyaros. Y sobre todo como os acabo de decir id avisando a los niños unos días antes, así creo que están mucho más preparados para afrontar la situación. 

La moraleja que saco yo de esto, es que al final los niños también tienen mucho que enseñarnos a nosotros, porque son más listos y se enfrentan mejor a los cambios mucho mejor de lo que los adultos a veces pensamos.

¿Vosotras tenéis o tuvisteis algún problema de este tipo? ¿como lo afrontasteis?

martes, 22 de mayo de 2018

Wishlist de cumpleaños

Aunque parezca mentira falta poco más de un mes para el segundo cumpleaños de mis hijos.
Y como yo soy una persona muy previsora para todo, y con las cosas de los niños aún más, ya hace tiempo que le estoy dando vueltas al tema de la fiesta y los regalos.
La verdad, es que no soy de hacer grandes fiestas más allá del cumpleaños de toda la vida por lo que será muy parecido a lo del año pasado, y en ese sentio poco quebradero de cabeza tengo.

Pero en cuanto al tema de los regalos, ahí si que le doy bastantes vueltas ya que como os he comentado en este post y en este otro no me gusta que tengan exceso de juguetes por lo que lo intentamos administrar de la mejor manera posible.

Así que hoy os vengo a contar cuales son nuestros deseados regalos para este segundo cumpleaños.
Aunque ya os adelante, que a pesar de que todo esto es a repartir entre los familiares, siempre terminan habiendo algunos regalos de más 😌
Sin más, vamos con la wishlist:

Ropa: 
Siempre les hace falta, así que tanto en cumpleaños como en navidades tiene que caer algo. En este caso nos hemos decidido por estos petos vaqueros de Zara. El año pasado tenían unos y me parece una forma de ir muy fresquitos en pleno verano.
Además también hemos pedido unos vaqueros ya pensando de cara al otoño.
Lo podeis comprar aquí.


Zapatos: 
Unas menorquinas, que el año pasado no tuvieron y me quedé con las ganas.
Y por otra parte las cangrejeras para la playa. Mis preferidas son estas de Tutete.
Aquí el enlace
Además también hemos pedido deportivas para el otoño-invierno. El cumpleaños pasado les regalaron unas y fue todo un acierto porque este invierno les han sacado el máximo partido.

Utensilios para la playa
Además de las cangrejeras también hemos pedido gorritas, bañadores y el regalo más importante para playa y piscina: el chaleco salvavidas.
Necesitábamos algo que sea relamente efectivo ya que no suelen tener miedo al agua y solo quieren estar sueltos e ir por libre así que tras leer e investigar que tipo de producto es de los más seguros me he decidido por estos chalecos de Tutete. Aquí el enlace


Juguetes:
Este año ya no podía faltar una moto, les encantan las bicis, triciclos, motos y en general todo lo que vaya sobre ruedas y aunque siguen utilizando los triciclos del año pasado toca ya subir de nivel 😁 Aquí el enlace.

.

Tampoco podían faltar instrumentos musicales porque especialmente uno de los gemelos tiene devoción por ellos, concretamete por el tambor. Así que nos haremos con este de la web de juguear y un bongo de Tutete. 
Aquí el enlace.
La selección ha sido esta porque comprar dos tambores iguales nos parecía una chorrada, así que para que tengan uno para cada nos hemos decidido por el bongo que tiene una percusión completamente diferente y así tienen variedad.
Ya no está en la web el bongo por lo que no puedo poner el enlace a él. Pero os dejo enlace de los instrumentos musicales por si os interesa algún otro.



Un tren de madera. En "la caixa dels colors" hay uno con el que juegan un montón (como ya os he dicho tiene perdición por todo lo que vaya sobre ruedas) y hemos comprado este de ikea.
Además últimamente les vuelven locos los coches de policía, ambulancias y por el estilo y como no tenían nada así a última hora también se ha incluido en la lista este coche que lo compramos de amazón. Tenéis el enlace aquí.


Y por último queríamos algún juguete para que empiecen a reconocer los colores, así que nos hemos decidido por este puzzle que lo encontré en amazon. Aquí el enlace.

Para finalizar el post os quiero hablar de un juguete que he descubierto hace unos días que me parece de lo más divertido y eductivo para los niños. 
Yo ya no se lo compraré a los niños para el cumple (aunque más adelante lo haré seguro) pero me ha parecido tan interesante que no quiero dejar de compartirlo.

Lo descubrí gracias a una chica llamada Alejandra que sigo en instagram, su cuenta es @melusalejandra y tiene un blog sobre estimulación infantil.

El juguete es esta caja con pizarra y arena para practicar la preescritura y lo podeis comprar aquí.


Con el se trabaja a muchos niveles, desde la atención, motricidad fina, a nivel sensorial...
A mi desde luego me ha convencido.

¿Que os ha parecido nuestra wishlist? ¿Que quitariais o añadirirais?

lunes, 14 de mayo de 2018

Biberones nocturnos

Hace un tiempo os decía en este post ( y creo que en alguno más) que mis hijos desde los 3 meses duermen la noche del tirón.

Pues bien desde hace unos 3 meses (los 19 aproximadamente) tenemos un problema, y es que no se en que momento ni muy bien porque empezaron a demandar leche por las noches.
Al principio, era sobre las 6 de la mañana que se despertaban pidiéndola y yo no se lo quería dar e intentaba aguantarlos aunque no paraban de llorar y se hacía pesado.

Pero mi marido, que siempre os hablo maravillas de él, pero en este caso creo que no ha actuado de la mejor manera, me decía que no pasaba nada que se lo diera y nos ahorrábamos todos un mal trago.

Y yo, también por agotamiento desistí y les empecé a dar la leche cuando ellos lo demandaban. Al principio eran las 6 o las 7 de la mañana, pero después empezaban a ser las 5. Y mi marido seguía diciendo que no pasaba nada que era una temporada y se les pasaría. 


Terminé pensando igual, porque además coincidió con una temporada en la que de día empezaron a comer un poco más de lo normal y en ese periodo pegaron un buen estirón, así que pensé que estaban teniendo "un pico de crecimiento" y que realmente tenían hambre y se les terminaría pasando.

Pero de momento no pasa, puede ser que en su día fuera hambre, pero se han acostumbrado a que cada vez que se desvelan un poco, tal y como antes con el chupete se volvían a dormir, ahora quieren el biberón para consolarse. 




Hace unas semanas se resfríaron por lo que tenían más despertares de lo normal, así que pasamos de que se tomaran un biberón por la noche a que se tomaran dos, y claro teniendo en cuenta que son dos niños, pues eso, durante la noche me levantaba cuatro veces. Pasó el resfriado y continuábamos con dos biberones para cada uno.

Ahora mismo es verdad que la cosa ha mejorado un poco y llevamos una semana que solo se toman uno en toda la noche sobre las 6 o las 7 e incluso ha habido algún día que han aguantado hasta las 9h, que es cuando se suelen despertar.

Pero después de tres meses e intentar tener toda la paciencia del mundo, pues finalmente a una se le termina. Por lo que hemos decidido que esto tiene que terminar ya.

Así que vamos a poner en marcha un plan de acción: 


El plan consiste en no darles biberón aunque se despierten y lo pidan.
Unos días antes se lo empezaremos a decir y se lo repetiremos varias veces: 

"A partir del sábado por las noche ya no podreis tomar leche de noche, si os despertais y quereis algo solo podreis tomar un poco de agua" (que el agua siempre la han tomado en vaso y nunca con bibe)
Empezaremos este fin de semana, ya que mi marido trabaja a turnos y esta semana va de noche, y como él es quien tiene la paciencia para estas cosas y no yo, lo necesito en casa. 

Cuando llegue el sábado, guardaremos los bricks de leche en una despensa que tenemos al lado de la cocina, y cuando se despierten pidiendo los llevaremos a la cocina (ya que ellos vienen todas las noches conmigo cuando lo preparo, porque sino se quedan en la cuna llorando y despiertan al hermano) y les diremos que no queda leche y que hasta que no se haga de día no podemos ir a comprar. Y les ofreceremos un poco de agua.

Esto evidentemente no va a colar así como así y soy consciente de que vamos a pasar unas dos o tres noches muy malas, pero tengo la esperanza de que terminen acostumbrándose y se les termine pasando.

Evidentemente tampoco se a ciencia cierta si va a funcionar pero hay que intentarlo.
La esperanza a la que me aferro es que mis hijos son muy dormilones y tienen poco aguante por lo que una noche durmiendo mal la pueden aguantar, pero dos o tres estoy segura de que no. Así, que vamos a ver como salimos de esto.

Me gustaría que me contarais si vosotras habéis tenido algún problema de este tipo y como lo solucionasteis y que consejos me podéis dar.

Yo por mi parte prometo nuevo post contando en que termina todo esto. (si termina... 😓)

lunes, 7 de mayo de 2018

Colecho o no colecho?

El tema del colecho es otro de los temas muy comentados y debatidos actualmente en cuanto a maternidad se refiere.
Y como siempre hay opiniones y gustos para todos, además de los "opinólogos" que vienen a darte su veredicto sin que lo hayas pedido.

En mi caso os lo digo ya: No colechamos.
Y porque?
Pues simple y llanamente porque nunca ha surguido esa necesidad. 




Mis hijos desde que nacieron después de darles el bibe y cambiarles los dejabas en la minicuna y se quedaban dormidos tan plácidamente hasta la siguiente toma.

En caso de que no se durmieran era porque no tenían sueño.
Como ya os conté en este post, durante sus dos primeros meses de vida dormían muy poquito por la noche.
Y os puedo asegurar que lo intentaba todo, entre otras meterlos en la cama conmigo, pero nada funcionaba porque simplemente no querían dormir.

Así que cuando poco a poco empezaron a dormir más de noche lo hacían en la cuna porque se dormían en brazos, los dejábamos en ella y se quedaban tan agusto.

 Vamos que en las cunas de mis hijos nunca han estado "los típicos pinchos". 😀

Evidentemente para todo hay excepciones:

-Tuvieron una temporada que había días que les costaba dormirse y donde mejor lo hacían era en nuestra cama. Una vez dormidos los pasábamos a su cuna y todos a dormir.

-También han habido días que han estado malitos y con fiebre y no podían dormir, cuando finalmente caían agotados, caíamos también mi marido y yo detrás y en nuestra cama se quedaban. 




Pero la realidad es que ellos donde mejor y más agusto duermen es en su cuna. Y para mi marido y especialmente para mi es muy incómodo tener al niño al lado. De hecho, si no estoy tremendamente agotada no consigo dormirme.

Ahora mismo uno de ellos aún no se duerme en la cuna. 

Normalmente lo hacen en la trona después de cenar y de ahí los pasamos a la cuna. 
Sí, suena raro pero así se han acostumbrado.

Pero el otro ya no quiere ni dormirse en la trona. Pide que lo llevemos a su habitación y se queda frito al instante.

Hace un tiempo, leí un artículo el cual no os puedo nombrar porque no lo recuerdo donde lo leí, pero era muy del estilo de Carlos Gonzalez. 

Pues bien, dicho artículo afirmaba que dejar a tu hijo durmiendo solo en su cuna era lo peor que le podías hacer porque se podía sentir abandonado.

Evidentemente, una madre como yo que nunca a practicado el colecho lee eso de golpe y porrazo y alé! Vuelta a sentirse malamadre, a tener dudas de si lo estaré haciendo bien o no y vuelta a la culpa.
Pues no señores! Ya está bien.

Como he dicho, mis hijos buscan su cuna porque es donde mejor duermen, pero cuando lloran o no quieren dormir en ella ahí estamos enseguida para socorrerles y nunca han estado abandonados. Faltaria más!

Este post no es una defensa a no colechar ni muchísimo menos, este post es, una vez más, una defensa a que cada familia haga lo que mejor le vaya y vivan su maternidad/paternidad como quieran.

En muchas ocasiones he leído a padres afirmar que si no fuera por el colecho no pegarían ojo en toda la noche. Y gracias a él pueden dormir unas 5 o 6 horas seguidas.
Pues en estos casos, bienvenido el colecho.


Otras familias de gemelos como la mía aseguran que el colecho lo ven inviable por el hecho de ser dos bebés (yo también lo siento así)
Y en cambio hay familias con gemelos que colechan estupendamente.

Pues perfecto, al final de lo que se trata es de que todos puedan descansar que es lo realmente importante y cada familia debe buscar la manera que mejor les venga a ellos y a sus bebés.

Porque al final no se trata de colechar o no colechar, se trata simplemente de poder dormir, una necesidad fisiológica para poder seguir viviendo.

Y en vuestras casas, se colecha o no?
Contadme vuestra experiencia.

martes, 1 de mayo de 2018

Juguetes caseros

Hace un tiempo en este post os hablaba sobre mi opinión del exceso de juguetes y como intentamos gestionar no excedernos. 

Pues bien, una muy buena opción y que practicamos a menudo con los gemelos es hacer juguetes caseros.
Con ello me refiero a cualquier objeto que no sea peligroso para el niño, no se pueda romper, etc,...

Tenemos en casa miles de objetos que para los niños fácilmente se pueden convertir en juguetes y que además suele ser muy llamativo para ellos y les da opción a dejar volar su imaginación.

Pero antes de empezar quiero dejar claro que esta elección no pretende hacer una lista de juguetes que pretendan trabajar la estimulación de los niños.
Aunque evidentemente algunos de ellos lo hagan ya que jugando con objetos reales trabajamos tacto, textura, psicomoticidad fina,...y todo lo que tenga que ver con el juego sensorial.
Pero para ello hay blogs muy profesionales que se dedican a esto de forma exclusiva y que navegando por la red podeis encontrar con facilidad.

Esta selección, es solo una idea de juegos para entretener a los niños y pasar un rato divertido todos sin tener que recurrir a la televisión, tablets y demás.

Sonajeros caseros:
Este fue el primer juguete de estas características que tuvieron los gemelos.

De hecho cuando tenían 5 o 6 meses tenían un sonajero comprado, el típico con un asa de agarre de la que salen tres palos con las borlas musicales, pero de los golpes que le daban lo rompieron rápidamente y es cuando decidimos hacer uno casero y que les gustó muchísimo más.


En un vaso de aprendizaje con asas, que teníamos en casa y no usábamos para tal fin, le pusimos un buen puñado de arroz y lo cerramos bien.
Y cojiendo del asa ya teníamos su primer objeto para poder "hacer música".


En esta línea, otra cosa que hicimos fue con un bote de cacao en polvo vacío pusimos dentro unas nueces con cáscara y lo cerramos bien con precinto.
Es parecido al anterior pero con sonidos completamente distinto.

Me parecen muy interesante este tipo de inventos para que se familiaricen con los diferentes sonidos.

Botellas:
Las botellas dan muchísimo juego.
A mis hijos personalmente les encantan.
Algo que podemos hacer muy en la línea del anterior es rellenarlas con arroz, macarrones, trozitos de corcho, garbanzos, etc... y bien cerradas con un poco de precinto ya tenemos otro "instrumento musical". 




Lo que también probamos a hacer es ponerle agua y poner un trocito de papel pinocho de color y así se divierten con el movimiento y experimentan distintos pesos y volúmenes. 

Otra opción distinta con las botellas es darles una grande de litro y medio o dos litros sin la rosca y darles tapones de corcho para que los vayan metiendo dentro.
A mis hijos les encanta el sonido al caer y el ver como cae. Cada vez que meten una miran dentro para asegurarse que está ahí. 






Cajas:
Las cajas son otro objeto que da muchísimo juego, en general a los niños les encantan. Creo que dan tantas opciones que termina siendo muchas veces uno de sus juguetes favoritos.

-Se pueden usar a modo de casita donde termina siendo su pequeño escondite y terminan metidos dentro con algunos de sus juguetes preferidos siendo capaces de estar un buen rato entretenidos.

Mi marido, que para estas cosas tiene bastante imaginación y que le encanta jugar con los niños de esta manera, hizo dos inventos:

-Una canasta donde los tuvo entretenidos toda la tarde y disfrutaron los tres un montón encestando la pelota. Una caja alargada con el agujero de la canasta arriba y una ranura abajo para que saliese la pelota. 



-Una cocinita. Les hizo varios agujeros a modo de simular la lavadora, nevera,etc...
Jugaron también mucho con ella. Ya fuera a la cocinita, a intentar meterse dentro, a usarla como túnel para los coches,...ya sabeis imaginación al poder. 




Tobogan:
Mi marido cogió una esterilla, y cerrada en redondel puso debajo una base y ya tenían un tobogan para lanzar pelotas y coches. 

Os dejo imagen porque no me se explicarlo bien:



Además con la esterilla les gusta jugar bastante intentando esconderse dentro... mirando cada uno por un lado y hacerse "cucú", etc... 
Aquí teneis otra versión:



También hizo mi marido otro tobogan con una caja de plástico como la de la imagen. Por ella igual lanzaban coches que intentaban trepar ellos, o como veis en la imagen se metían dentro.



Bote cacao en polvo:
Os pongo como ejemplo este bote porque es el que usamos nosotros, pero puede servir otro de características similares.
Además de usarlo como "instrumento musical" como os he dicho antes también le dimos otro uso muy interesante.

Conseguimos palitos de los que usan los médicos para mirarles la garganta, que los podemos comprar en farmacias, y le hacemos un corte del mismo tamaño en la tapa para que los vayan metiendo dentro.
Del mismo modo se puede hacer con tapones, con piedras (de un tamaño que en caso de que se lo intenten meter en la boca no se lo puedan tragar) con conchas que consigamos en la playa, etc.. 



Pinzas:
Las pinzas son otra posibilidad de juego muy interesante.
Una opción es darles las pinzas y un cordel para que las vayan colocando en él.
Y si queremos subir la dificultad les damos trozos de tela para que los tiendan. 


Macarrones:
Un alimento que nos puede dar muchas opciones.
Nosotros cogimos una pequeña caja de cartón y le pusimos pinchitos de cocina para que vayan pasando los macarrones. 



Otra opción es darles un cuenco de cocina, ya sean de metal o de plástico para que no se rompan, para que los vayan metiendo y sacando uno a uno. Nosotros los hicimos el otro día y ellos los iban metiendo y nosotros íbamos contando. 
Así que me parece una opción muy buena para cuando sean más mayores y empiezen a aprender a contar.
De momento ellos repetían algunos de los números así que sin quererlo iban aprendiendo palabras nuevas.

Tacto:
Aquí podemos incluir infinidad de cosas que podemos tener en casa simplemente para que experimenten diferentes texturas, pesos, etc...

Podemos usar arroz o lentejas por ejemplo y les damos algunos cuencos de cocina o cacerolas, ya sean de metal o plástico, para que no se rompan, y así van pasando los alimentos de un cuenco al otro y experimentando la sensación al dejarlos caer. 




Otros objetos para trabajar el tacto:
  • Espartos
  • Esponjas
  • Tapones de corcho
  • Harina
  • Trozos de madera,...

Paneles sensoriales:
Aunque nosotros esto no lo hemos llegado a hacer os lo pongo porque lo he visto mucho por redes sociales y me parece un juego muy llamativo y divertido, con infinidad de opciones.
La verdad es que a mis hijos este tipo de cosas les fliparia, así que a ver si en breve nos animamos con uno. 




Si decidimos salir de casa y nos vamos al aire libre creo que las opciones de juego se multiplican:
El césped, tierra, arena,...los niños son inmensamete felices en contacto con la naturaleza. 


Y un juego para cuando sean más mayores que creo todos hemos jugado alguna vez y ahora con tanta consola y tanta tablet se ha dejado de hacer y creo que deberíamos recuperar es el sambori. 



Pero el tema de juegos al aire libre creo que engloba otro concepto distinto y podría dar para otro post.

Vosotros recurris mucho a los juguetes caseros?
Si os apetece compartid vuestros juegos y así vamos ampliando la lista