Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

lunes, 19 de noviembre de 2018

Recetas: caldos caseros

Si hay algo que a mis hijos les encanta comer, y creo que a la mayoría de niños en general, son los caldos, ya sea en sopa, fideos o en arroz caldoso.

El invierno pasado solo les hacía para comer pero ahora, que comen en la guardería, les hago  también para cenar. 
A mi personalmente los caldos me gustan caseros, creo que son mucho más saludables y están mucho más ricos. Así que cuando hago caldo lo hago en cantidad y voy congelando para luego ir tirando de ellos y en un momento tengo la comida o cena preparada.
Antes solo hacía un tipo de caldo pero en vista que les gusta tanto hago dos más así voy variando para que no se aburran.
Que conste que aunque ellos cenarian todos los días lo mismo no siempre cenan caldos y voy variando, pero un par de días a la semana siempre caen seguro.

Así que hoy os quería compartir las recetas por si os apetece poneros al lío.
La verdad que a mi me resulta cómodo hacerlo ya que es prepararlo, dejarlo al fuego y se va haciendo solo y mientras vas haciendo otras cosas, y si además hacéis cantidad para congelar cunde mucho.


Vamos al lío:

Receta de caldo con verduras:

Ingredientes:
1 chirivía
1 nabo 
1 napicol
1 puerro
1 ramita de apio  (a veces pongo y otras no)
 5 zanahorias
3 o 4 muslitos de pollo o alitas (si son alas pongo 5)
1 buen puñado de judías verdes
Colorante, sal y aceite

En cuanto a cantidades no se orientaros muy bien ya que lo hago muchas veces a ojo. Con estas cantidades me sale para los dos niños para tres comidas.

La receta no tiene más misterio que pelar las verduras, limpiar el pollo y ponerlo todo en una olla grande con agua a ebullición. Una vez hirviendo lo dejo a fuego medio-bajo una hora.

Cuando ya está listo tiro toda la verdura menos las zanahorias y las judías.
Luego solo queda ir repartiendo el caldo en tuppers y demenuzar y cortar el pollo, las zanahorias y judías y repartirlo para congelar.

Ya con el caldo preparado, media hora antes de comer lo llevo a ebullción, y hecho fideos o sopa durante unos diez minutos y ya tenéis lista una cena o comida bien completa.

Receta de arroz caldoso:

Ingredientes:

3 muslitos de pollo
Un puñado de judías verdes
Medio pimiento rojo
1 puñado de judía garrofon
2 cucharadas de tomate triturado de bote
1 diente de ajo
Colorante, sal y aceite

En una olla ponemos a sofreir los muslos de pollo, cuando lleven un ratito añadimos la verdura previamente limpiada y cortadita. 
Cuando ya esté doradito añadimos el tomate y cuando esté listo añadimos el agua, sal y colorante y lo llevamos a ebullición; una vez hirviendo lo dejamos a fuego medio-bajo durante tres cuartos de hora.
Yo no dejo que se sofría mucho ya que con la ebullción termina de quedar la carne tierna.

Cuando ya esté podemos hacer lo mismo desmenuzar la verdura y la carne y separla en tuppers.
Media hora antes de comer ponemos el caldo a ebullicción y hechamos el arroz durante unos 20 minutos. Si es integral unos 35.

Receta de caldo de pescado:

Ingredientes:

1 bolsa de preparado de caldo de pescado. Compro esta de mercadona que venden congelada.












2 tomates
2 zanahorias
Medio pimiento rojo
Cualquier trozo de verdura que tengas por la nevera: calabacín, pimiento verde,....
Colorante, sal y aceite

En una olla grande lo hechamos todo con agua y lo dejamos hirviendo a fuego medio-bajo 1 hora.
Después el procedimiento es el mismo: tuppers y a congelar.
En este caso tiro todo el pescado y todas las verduras menos el pimiento rojo.

A parte para los niños lo que hago es hacer merluza a la plancha que la desmenuzo y se la hecho en el plato cuando los fideos ya estan listos.
En vez de hacerlo así podéis ofrecer un segundo plato, pero si se cansan yo veo más práctico ponerle el pescado con la sopa.

Y hasta aquí mis recetas de hoy. 
Si os animáis a hacerlas ya me contáis si os han gustado. 
Sobra decir que para adultos también son un buen plato.


jueves, 15 de noviembre de 2018

Reformas en casa: El baño

Hoy vamos con la segunda parte de la reforma y os enseño como nos ha quedado el baño.

En este caso lo teníamos claro: con este cuarto de baño no queríamos invertir mucho dinero ya que sí lo hicimos con el otro que reformamos hace unos tres años y esta vez queríamos algo más económico, así que teníamos decicido ir directos a Leroy Merlín.

Pero unos seis meses antes fuimos a ikea a comprar otras cosas y no pude evitar ver los muebles del cuarto de baño.
Tuvimos la suerte de que había una oferta muy económica de lavabo pica y espejo y además era el estilo que estaba buscando, así que nos vinimos a casa con ello.

Todo lo demás: azulejos, inodoro, mampara, el grifo de la ducha y colgadores de toallas es de Leroy Merlín.(quitamos el bidé para ganar espacio, ya que tenemos uno en el otro cuarto de baño). 
También os digo que ahora no volvería a ir allí, ya que al final no son altas calidades, no hay un servicio personalizado de asesoramiento de calidad y al pagar el servicio del transporte te acabas gastando prácticamente lo mismo que en otro sitio con mejores calidades.
Aún así estoy muy satisfecha con el resultado.

A parte de modernizar el cuarto de baño en general, el cambio que nos ha permitido mejorar un poco la calidad de vida ha sido cambiar la bañera por plato de ducha (el plato nos lo vendió el albañil y no se de donde es) y poner el mueble ya que solo tenía una pila de lavabo y a parte me tocó poner un carrito con el cual perdía mucho espacio.

Y sin mucho más que añadir os enseño el resultado:





martes, 13 de noviembre de 2018

Reformas en casa: La cocina

Los que me seguís por Instagram ya sabréis que este verano hemos estado de obras en casa y nos hemos reformado un cuarto de baño y la cocina.
En el post de hoy me gustaría enseñaros el resultado, pero como creo que todo en un post se va a hacer denso lo dividiré en dos. En el de hoy os enseñaré la cocina y en el próximo el cuarto de baño.

Vamos pues con la cocina:

En principio llevaba la idea de este estilo que se lleva ahora: con azulejos en la parte principal de la cocina de 10x10, los muebles con molduras y el color principal blanco para aprovechar al máximo la luminosidad.


Pero el albañil me quitó rápidamente la idea de la cabeza ya que me comentó algo en lo que no había caído.  Y es que ese tipo de azulejo encima de la placa de cocina se iba a llenar de grasa rápidamente y sería muy engorroso de limpiar.
Así que descarté la idea ya que buscaba algo bonito por supuesto, pero también práctico porque al final la cocina se usa mucho y tenemos que pensar en el día a día.

Por eso descarté también las molduras porque pensaba que si no ponía ese tipo de aulejos las molduras ya no pegaban tanto.  Y la verdad que con los azulejos completamente lisos y el mobiliario también ha sido la mejor decisión que tomamos: queda muy elegante (por lo menos para mi gusto) y es comodísimo de limpiar.

Al poner azulejo blanco decidimos poner color a los muebles por miedo a que quedara todo demasiado liso y blanco. 
Finalmente optamos por este gris y este ha sido el resultado:





A excepción del azulejo, todo lo demás es de una empresa llamada "Moyex" que creo que solo trabajan a nivel provincial.
Ellos se dedican al diseño y fabricación de los muebles, pero también proporcionan electrodomésticos, griferías y picas, la piedra, etc... a través de proveedores.

En cuanto a electrodomésticos solo cambiamos la campana (es de "Siemens") ya que los demás los tenemos de hace menos de 4 años y están prácticamente nuevos.
El grifo y la pica son de la marca "Blanco". Y la piedra es de "silestone".

Como os digo todo lo compramos a través de "Moyex", empresa que os recomiendo totalmente ya que trabajan muy bien, con las mejores calidades y buena relación calidad-precio.
Otros carpinteros me pedían casi el doble por las mismas calidades.

En cuanto al azulejo: 

-El pavimento teníamos claro que queríamos imitación de madera, para mi es la mejor opción que hay ahora mismo en el mercado: Tiene toda la elegancia del parqué y toda la comodidad del azulejo.


-El revestimento queríamos blanco brillo y liso, y así lo pusimos. Pero nos ofrecieron la posibilidad de poner en una pared algo de decorado, ya que es tendencia ahora, y nos pareció muy buena opción.
Elegimos esta pared que es la que se iba a quedar vacía:



Tanto el pavimento como el revestimento los elegimos rectificados. Para quien no lo sepa significa que no se marcan las juntas de los azulejos, queda liso y para mi gusto es mucho más elegante y ya también puestos mucho más cómodo de limpiar.

En esta provincia si hay algo a lo que se dedican es a fabricar azulejos, por lo que tenemos mil opciones, en modelos, precios, etc...
Lo compramos a un proveedor local ya que era más cómodo que ir a ver fábrica por fábrica. Le pedimos a él lo que estábamos buscando y nos lo ofreció.
El pavimento es de una empresa llamada "Alaplana" y el revestimento de "Navarti".

Y esto es todo a falta de pequeños detalles como: poner un reloj de pared, un frutero y el lavavajillas, que nos han dejado el hueco preparado pero después de tanto gasto aún va a tardar un poquito 😅

¿Que os ha parecido? ¿Os ha gustado o os haríais otro tipo de cocina?

lunes, 5 de noviembre de 2018

Cuando los bebés dejan de ser bebés

La teoría nos dice que un bebé lo es hasta los dos años.
Pero las teorías son eso, teorías. Porque la mayoría de padres coinciden en que sus hijos dejan de serlo mucho antes y que rápidamente se quedan sin bebés.

En mi caso no ha sido así, y sí que se ha cumplido la teoría de los 2 años.
Seguramente por el hecho de que mis hijos han tardado en andar (os hablé de ello en este post) mi sensación no ha sido la de que me he quedado sin bebés rápidamente.
Tampoco voy a decir que se me haya hecho largo y pesado porque no es verdad, pero sí que los he sentido bebés durante más tiempo. 




En cambio este verano, recién cumplidos los 2 años os puedo asegurar que lo poco que ya les iba quedando de bebés ha desaparecido completamente.

Los hechos que me han hecho ver que ya no tenía bebés han sido los siguientes: 


-Empezaron a andar en primavera, pero a principios de verano fue cuando perfeccionaron mucho la marcha, empezaron a correr, a campar libremente y en definitiva a ser mucho más auntónomos.

-El habla. Empezaron a hablar bastante también en primavera más o menos, pero este verano han dado un salto increíble y se han vuelto dos charlatanes que no callan ni debajo del agua.
Mucha gente me decía: "Hablan mucho para la edad que tienen, el mío no habla tan apenas. O si que hablan para no haber ido a guardería..." y ese tipo de comentarios.


Y yo siempre digo los mismo: "Cada niño lleva su ritmo y hay que respetar sus tiempos y sobretodo no comparar"

-El pañal: Como ya os conté en este otro post este verano les quité el pañal y os puedo asegurar que llegó el momento en el que los vi preparados muchísmo antes de lo que me esperaba. 

Aún así os confieso que ellos la mayoría de las veces no suelen avisar de que tienen "pipi" o "caca" pero lo vamos controlando y lo llevamos muy bien. Aunque es evidente que nos queda por pulir y mejorar 😅.

-Otra cosa que me gusta menos de quedarme sin bebés es ver como van recortando sus horas de sueño. 

Siempre he oído quejarse a otras mamás de como madrugan sus hijos. 
Yo en cambio me sentía una afortunada de que durmieran durante el invierno pasado de 21 a 9h. Ahora por suerte se siguen durmiendo a las 21h pero a las 7:30 los tengo a los dos en pie. 



-También hay detalles en el día a día que me hacen ser consciente de esto: comen cada vez mejor ellos solos,están aprendiendo a hablar en castellano (ya que en casa somos valenciano parlantes) cada vez tienen más memoria, quieren hacer las cosas por ellos mismos...

-Y por último y no menos importante: El hecho de que empezaran la guardería en septiembre y verlos salir de casa todas las mañanas tan formalitos, con sus mochilas...pues eso los veo y no puedo evitar pensar: "cuanto hemos superado ya y cuanto nos queda aún por vivir y que mayores se hacen mis niños" 😍.

¿Y vosotras en que momento os quedastéis sin bebés? ¿Cuales fueron los hechos que os hicieron percataros de ellos?

jueves, 4 de octubre de 2018

Adaptación a la guardería: Trucos para que sea todo un éxito

Mis hijos se han escolarizado por primera vez en este curso en la guardería.
Como todo cambio para nuestros peques, las mamás no podemos evitar estar nerviosas y pasarlo un poco mal, y más un cambio tan grande como es este.

Ellos no han sido nunca unos bebés demasiados pegados a nosotros. Es más, siempre han sido los típicos bebés de los que se dice: "Se irían con el primero que pase por la calle y les dice cuatro cosas"

Pero es verdad que este verano han estado más pegados a su padre y a su madre que nunca. Así que como os podéis imaginar, sabiendo que llegaría septiembre y tocaría ir a la guarde yo estaba un poco nerviosa.

Para "más inri" en la guardería donde van ellos no hacen periodo de adaptación. Desde el primer día hacen horario completo y ya comen allí.

Y si yo no tenía bastante, mi hermana no paraba de decirme: "No los dejes tantas horas el primer día que se lo van a pasar llorando todo el rato"...

Intenté hacer oídos sordos a esos comentarios y probar a ver que pasaba.

Pues bien, una vez más mis hijos me demostraron que siempre soy yo la que me preocupo por todo más de la cuenta porque ellos se adaptan fenomenal a todo y esta vez no fue para menos.

El primer día lloraron al dejarlos pero una vez desaparecimos nosotros dejaron de llorar y estuvieron muy bien.
Ese día ya comieron fenomenal, hicieron caca y pipi en el inodoro sin problemas y lo más importante: Se lo pasaron estupendamente.

A fecha de hoy debo decir que Jordi sigue llorando al subir al autobús pero se le pasa enseguida.
Su tutora me dijo que al llegar allí y entrar en clase volvía a llorar pero se le pasaba rápidamente, pero ya hace más de una semana que no llora tampoco en ese momento.

Este mes de octubre hemos pasado a ampliar el horario, ya que han pasado de comer y volver a casa, a quedarse hasta las 16:30h.
Ha ido todo genial, hacen la siesta bien desde el primer día sin problemas y vuelven a casa contentos.

Me ha sorprendido el hecho de que las reacciones de cada uno de ellos ha sido diferente a como esperábamos:

Siempre hemos considerado a Marc más dependiente y a Jordi menos. 
En cambio es Jordi el que llora un poco más, o el que después del finde notas que le cuesta más y te dice que no quiere ir, o el que algunas mañanas se queja. 
En cambio Marc ni una sola queja y ni un solo lloro.


Ahora bien, para que la adaptación haya sido un éxito la verdad es que fuimos previsores en casa y abordamos algunas medidas que creíamos les podrían ir bien.

Los trucos que hemos llevado a cabo han sido los siguientes:

-Enseñarles un par de semanas antes el material que compramos para la guardería, como la mochila y el babero. 
Les dejé las mochilas un rato para que se familiarizaran con ellas ya que nunca habían llevado.
Creo que en niños un poco más mayores también está muy bien hacerles partícipes del momento de comprar el material y que puedan elegir como quieren la mochila, estuches, etc...

-Otra cosa que hicimos y la que yo considero más importante es explicarles a lo que se van a enfrentar. 
Nosotros lo hicimos una semana antes, creo que más de una semana es muy pronto porque para los niños un par de semanas por ejemplo es un tiempo muy largo y es como estar contándoles una historia que nunca llega.
Les expliqué todo: Que iban a ir a un cole, que papá y mamá no estarían pero habrían más niños y las maestras, que estarían allí jugando un rato y que después de comer volverían a casa con papá y mamá. Esto último considero muy importante remarcarlo.
Además, en nuestro caso también les expliqué lo del bus. 
En definitiva se trata de anticiparles un poco con las situaciones que se van a ir encontrando.
Cuando llegado octubre se amplió el horario también se lo expliqué unos días antes.

-El primer día los llevamos nosotros en coche y volvieron con el autobús. 
Consideré hacerlo así porque a pesar de que se lo conté con antelación creo que la primera vez subirlos a un autobús y no saber a  donde los van a llevar puede ser un poco traumático.
Pensé que al volver ya con el bús, a la mañana siguiente ya lo relacionarían todo y les resultaría más familiar. Y así fue.


-También considero interesante el acercarse unos días antes por la zona de la gardería o colegio para que lo vean aunque sea desde fuera. Así pueden ver el edificio, el patio donde jugarán, etc...
Nosotros no lo hicimos porque en este caso no era posible, pero creo que para el año que viene que pasaran al colegio sí que lo haré así.

-En el caso de mis hijos, al ir los dos juntos creo que también ayuda a que la adaptación sea menos traumática porque al menos se tienen el uno al otro entre tanto desconocido.
Es una de las ventajas de ser gemelos y por eso creo que es importante no separarles en clase a tan temprana edad.

¿Y vuestros peques como han llevado la adaptación? ¿Habéis llevado algún truco para evitar que sea muy traumático?

martes, 25 de septiembre de 2018

Trucos para sobrellevar mejor los resfriados

Ya podemos decir que oficialmente se ha terminado el verano y empieza el otoño.

Además con el añadido de que en la zona del levante, que no suele entrar hasta casi noviembre, este año parece que tiene prisa en llegar porque ya tenemos aquí las primeras lluvias y el fresquito mucho antes de lo que se le esperaba.


Pues bien, con el otoño empiezan a llegar los primeros refriados y los virus atacan sin piedad a los peques de la casa.


Como ya os conté en este post mis hijos han empezado la guardería este mes, y claro, esto sumado al repentino cambio de tiempo, pues ya hemos pasado por el primer resfríado.


En este post quiero hablaros de los trucos que he ido usando con los niños durante estos dos años para intentar llevar mejor los resfríados, porque ya sabéis que no hay medicación para los virus. 
Hay que esperar a que se vayan ellos solitos y como mucho usar apiretal y apirofeno para la fiebre y el malestar.


Lo que mejor funciona para intentar quitar el malestar de tos y mocos es sin duda alguna extraer la mucosidad a los niños con los distintos aspiradores nasales que venden en las farmacias y tiendas de puericultura. 
Nosotros teníamos este aspirador de Jané que junto con el suerfo fisiológico (que lo compraba en botella grande y se lo administraba con jerenguilla, tras ver como en urgencias una enfermera se lo hizo así a mi hijo) nos funcionaba muy bien.




Pero llega una edad que es imposible usarlo ya que les molesta un montón y ya tienen más fuerza para apartarse y no se dejan. Llegó un punto que entre mi marido y yo no podíamos de ninguna de las maneras.

Por eso, este invierno pasado usé las botellas que venden en farmacias de agua de mar, que aunque no es igual de efectivo es un poco más fácil y rápido de poner y por lo menos algo es algo.




Otro imprescindible para mi es ponerles el humificador por la noche cuando duermen, les ayuda a respirar un poco mejor y hechar los mocos con más facilidad.

Este es de Jané y lo compré en una tienda local de puericultura. Lo usamos desde el primer resfriado que tuvieron y nos funciona muy bien.


Siempre les pongo también el colchón un poco inclinado, poniendo una almohada debajo para ayudar a respirar mejor. En el caso de mis hijos no creo que les funcione mucho porque mientras duermen dan mil vueltas y casi siempre terminan del revés (con los pies más elevados que el resto del cuerpo). Pero bueno yo aún así lo pongo.


La primavera pasada cogieron los dos un fuerte resfríado y ni el humificador parecía que hacía efecto. Se pasaban casi toda la noche tosiendo sin parar y sin poder descansar.

Así que desesperada probé el truco de la cebolla y voilá! Funcionó al 100% fue ponerla y apenas toser en toda la noche.




La mejor forma de ponerla es cojer media cebolla (con eso es suficiente y no hace falta ponerla entera) y hacerle varios cortes porque cuantos más cortes más vapores y aromas naturales emana que son los que humidifican el ambiente y actúan sobre los efectos mucolíticos de los niños.



Un truco que leí es untar la cebolla con una cucharada de azúcar y agua porque así reduce un poco el fuerte olor a cebolla.


Y sí, la verdad que la habitación y parte de la casa huele un poco, pero a mi, personalmente esto me parece un mal menor ya que así duermen de maravilla los niños y descansamos todos.

A la mañana siguiente se ventila todo y adiós olores.


Por último solo comentar algo que no me funciona nunca: Los jarabes para la tos naturales que llevan miel, limón y generalmente un porrón de azúcar. 
Alguna vez se lo he dado y no he notado ningún tipo de mejoría así que no se lo he vuelto a dar.


¿Y a vosotras que remedios os funcionan para intentar combatir los resfríados? ¿me los contáis? ¿Habéis usado el truco de la cebolla o no os decidíis por los olores? Yo os recomiendo que lo probéis.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Vacaciones en un camping rural

Este verano queríamos pasar las vacaciones en un camping en la playa, pero buscamos alojamiento a última hora y ya no encontramos. 
Así que probamos en la montaña y encontramos un plan muy chulo, que no nos ha defraudado y tanto nosotros como los niños lo pasamos estupendamente.


En este post os cuento donde nos alojamos porque es un sitio que considero vale mucho la pena y es un plan ideal con niños.
Mi idea era ir a una casa de madera, así que navegando por la red encontramos en la povincia de Teruel, en medio de la montaña un Camping Rural: Casa Fausto.


Casa Fausto se encuentra en medio de la montaña y como os contaba es un alojamiento que tiene casas de madera y además también tiene una zona de acampada.

Las casas de madera estan muy bien equipadas: con habitaciones, salon-comedor, baño y cocina donde dispones de todo para pasar unos días. (Si me seguís en instagram podréis ver en mis stories destacados como es la casa por dentro ya que no le hice fotos.)
Las casas estan situadas en grupos de tres o cuatro como mucho, así que es ideal para poder descansar y disfrutar de la tranquilidad y buenas vistas que ofrece la montaña.



Detrás de cada grupo de casas hay casetas para hacer barbacoas con todo preparado. Tu solo tienes que traerte la carne.


Por otra parte, en la entrada de la casa rural tiene disponibilidad de cafeteria para desayunar y además ofrecen desayunos, comidas y cenas que te las traen a la caseta. 
También puedes comprar alimentos básicos para llevártelos a la caseta.

Nosotros no utilizamos nada de este servicio ya que unas veces comíamos fuera y otras ya habíamos traído nuestra comida para cocinarla allí.
Como véis os lo podéis montar como queráis porque tienes todas las opciones.


Casa Fausto también tiene una pequeña granja donde puedes dar un paseo por ella y que los más pequeños disfruten de los animales y la más pura naturaleza. 



Hay algunos animales como el burro y el poni que tienen las puertas abiertas y van campando a sus anchas. 
Una tarde se acercaron por nuestra caseta y los niños disfrutaron un montón. 
Os puedo asegurar que estaban locos de contentos.


En la casa rural no disponen de piscina pero en el pueblo de al lado (Forniche Alto) que está a unos 500 metros hay una piscina pública donde podéis ir. 
Nosotros aunque llevamos bañadores y demás finalmente optamos por otros planes y no fuimos a la piscina.


Os dejo el enlace a su web donde pódeis encontrar toda la información. (imágenes, opiniones, contacto, localización, tarifas...)


Aunque este camping rural esté en medio de la naturaleza un poco aislado de todo está muy bien situado y hay varias opciones de planes interesantes.
Está a unos 20 minutos de Teruel capital por lo que se puede aprovechar para poder visitar la ciudad. Nosotros no estuvimos visitandola ya que hemos estado en otras ocasiones.

Nos acercamos a ella solo para visitar Dinópolis ya que era un plan mucho más adecuado con los niños.

No nos defraudó. Los niños lo pasaron en grande y nosotros también de verles disfrutar a ellos.

Está 100% orientado a niños y hacen varias actividades para niños de diferentes edades.



Otro plan que hicimos fue visitar Mora de Rubielos, un pueblo el cual no habíamos visitado y es precioso.

Eso sí, debo reconocer que lo vimos por encima porque es verdad que ir con niños a pueblos de montaña cuesta arriba, cuesta abajo cargar con ellos, carros, etc,...es un poco complicado.

Por ejemplo, al castillo no pudimos subir.

Pero aún así pudimos dar un paseo y dsfrutar de sus vistas y de su maravillosa arquitectura.



También visitamos El Castellar, otro pueblo cerca de Casa Fausto muy montañoso y pintoresco.

Visitamos una ruta de huellas de dinosaurios que hay por todo el pueblo.



Y estas han sido nuestras vacaciones en familia este año, cortitas pero intensas y muy pensadas para que los niños disfrutaran y no cansarlos y aburrirlos visitando cosas que no les puedan interesar lo más mínimo.


¿Que tal han ido vuestras vacaciones? ¿me dáis alguna idea para el verano que viene?


domingo, 12 de agosto de 2018

Cuento " Ya soy mayor ¡Voy al baño solo! "

En el último post que publiqué os conté como llevamos la operación pañal y qué estamos usando para llevarla a  cabo.

En dicho post os hablé por encima de este cuento y hoy quería hablaros con detalle de él ya que nos ha dado muy buen resultado y quería compartirlo con vosotros.

Deciros, que en principio yo era un poco reacia a este tipo de cuentos. Pero llegó el dia que me dio por ahí y decidí comprar uno.

Fui a "La casa del libro" y la verdad no buscaba ninguno en concreto.

Vi el de "¿Puedo mirar en tu pañal?"  y alguno más de ese estilo pero no me terminaban de gustar.

Entonces vi este: "Ya soy mayor. ¡Voy al baño solo! ".


Me gustó mucho porque va muy completo y explica todo el proceso con detalle para el niño.

Incluye:


  1. El propio cuento
  2. Una guía para los padres
  3. Dos láminas con dibujos y las pegatinas para ponerlas en la lámina a modo de recompensa.
El cuento explica el proceso desde que al niño le quitan el pañal porque ya es mayor y como va al wc se baja la ropa interior, hace pis, tira de la cadena y luego se limpia las manos.

Os dejo aquí algunas imágenes:






En cuanto a la guía para padres nos da consejos muy buenos como que cada niño lleva su ritmo y que no hay que hacerlo por presión social.
También recomienda premiar cuando hacen pis o caca en el wc (nos incluye las láminas y pegatinas para ello) y nunca castigar.
Que los niños aprenden por imitación y nos tienen que ver a nosotros como lo hacemos, etc,...
Además incluye un cuestionario para saber si nuestros hijos estan preparados para quitarles el pañal.



Estas son las láminas y las pegatinas para que las vayan completando los niños.



Contaros que en mi caso habíamos conseguido que se sentaran en el wc pero no que hicieran pis.
El día que llegué a casa con el cuento los senté y les empecé a contar el cuento. Y cual fue mi sorpresa al llegar a la página donde el niño estaba haciendo pis y automáticamente lo hicieron ellos también.
Me funcionó igual de bien con uno y con otro y que conste que lo hice por separado.
Desde ese día hacen pis al wc sin problema.

Así que como véis es un cuento que nos ha funcionado estupendamente y una vez más os digo que os lo recomiendo 100%.

Os dejo enlace en amazon para poder comprarlo si os interesa.

¿Conocíais este cuento? ¿Usáis algún otro con vuestros peques? ¿Me cuentas cuales son?

miércoles, 8 de agosto de 2018

Operación pañal

Creo que la etapa de los 2 a los 3 años es la etapa más complicada para los niños, ya que supone una época de cambios importantes en la que definitivamente dejan de ser bebés para convertirse en niños.

Hay que empezar a decir adiós al pañal, a los chupetes, biberones, pasar de la cuna a la cama... y además en mi caso (y en el de muchos niños) se escolarizan en la guardería por primera vez. Lo podéis leer aquí.

Pero como siempre hay que tomarlo con calma y seguir los ritmos de los niños.

En nuestro caso estamos en plena operación pañal.
La verdad, no pensaba que llegaría tan pronto.
Cuando cumplieron los 2 años todo el mundo empezó a decirme que ya tocaba quitarles el pañal, que ya tenían la edad y que en verano es la mejor época.

Yo veía a mis hijos "muy verdes" aún en este tema, y aunque sabía que por época lo ideal era quitarlo en verano, la verdad es que no me preocupaba y pensaba  que si ellos no estaban preparados no iba a ser el momento y punto.
Creo que si ellos no están por la labor poco se puede hacer.

Pero para mi sorpresa, al cabo de un mes de cumplir los dos años empecé a observar que las cosas estaban cambiando: Aguantaban mucho más rato con el pañal seco, empezaban a darse cuenta cuando se hacían pipí....
Aprovechando que estamos en casa de mis padres al aire libre les quitaba el pañal a ratos, simplemente con el objetivo de evitar irritaciones por el calor del pañal, y ellos empezaron a ser mucho más conscientes y a hacer pipí cuando se les decía o cuando veían al hermano.

Así que con esas pensé que no podía dejar pasar la oportunidad si ellos estaban preparados, por lo que decidí que había llegado el momento.
Pero si os soy sincera lo retrasé unos días, no sabía muy bien como hacerlo y me agobiaba el tema.
Pero una vez más, me demostraron que ellos siempre terminan afrontando mejor los cambios que los propios padres en muchas ocasiones.

Les compré un orinal, pero no tuvo ningún éxito. No querían sentarse en él.
Solo hacían pipí en el huerto. Y aunque lo controlaban bien yo pensaba que no avanzábamos nada porque al volver a casa no íbamos a tener esa opción.
Pero nada más lejos de la realidad, ellos estaban aprendiendo a controlarlo.

Unos días más tarde mi cuñada me dio este reductor para el baño y fue todo un éxito. Se sentaron enseguida. Con la tontería del coche de Rayo mcqueen les encantó.


Eso sí, el pipí no llegaba.
Yo les sentaba unas tres veces al día al wc pero nada, lo seguían haciendo en el huerto.
No me agobiaba, iba respetando sus ritmos y tiempos. 
Me lo he tomado con mucha filosofía y no tengo ninguna prisa. Pienso que cada pequeño avance bueno es.

Al cabo de unos días se me ocurrió comprarles un cuento sobre esta temática.
La verdad que en principio era reacia a este tipo de cuentos. 
Pensaba que a todos nos han quitado el pañal y no hemos necesitado nunca tanto artilugio.
Pero bueno, se me ocurrió y lo hice.
Pues bien, les compré este cuento de "La casa del libro" y fue un éxito total.


Les senté, me puse a contarles el cuento y enseguida vino el primer pis en el wc. Primero el de uno y después el del otro.

Sobre el cuento haré un post aparte, porque viene muy completo y os lo recomiendo totalmente.
En amazon también esta disponible. Así que os dejo el enlace directo para poder comoprarlo en caso de que os interese.

Pues bien, ahora mismo estamos en el punto que siempre hacen pipí al wc, si los siento y no hacen es porque no tienen ganas.
A excepción de alguna vez muy puntual no suelen hacerse pis encima. 
Eso sí, hay que estar muy pendiente e ir llevándoles al baño sino se mean encima y lo dicen cuando ya estan sucios.

Para salir de casa aún no me he decidido a quitarlo, pero estos últimos días que hemos salido cuando hemos vuelto a casa tienen el pañal seco.
Así que ha llegado la hora de quitarlo también para salir de casa. 

Este viernes nos vamos de vacaciones y como estando fuera es más engorroso, de momento seguiremos en el punto que estamos y cuando volvamos ya se lo quitaré todo el día a excepción de por las noches y en la hora de la siesta. (Aunque últimamente cuando se levantan de la siesta lo llevan seco, pero de momento lo dejaremos un poco más)

Justo ayer uno de ellos también hizo su primera caca en el wc. 
Así que para unas dos semanas que llevamos con la operación pañal creo que lo llevan bastante bien y la verdad que estoy muy contenta con sus avances ya que han llegado mucho más pronto de lo que en un principio imaginé.
Por tanto seguiremos así. Sin prisa pero sin pausa, respetando sus ritmos y su momento.

Aunque aún no le hemos dado uso he comprado también este reductor plegable para cuando nos vayamos de vacaciones y para las salidas en general. 


Es de Olmitos y lo he comprado en una tienda local, pero este mismo está también en Tutete. 

Y para finalizar, no he usado braguitas tipo pañal que se usa en muchos casos, directamente les he comprado canzoncillos. 



¿Vosotras como lleváis o habéis llevado la operación pañal? ¿También os daba tanto miedo como a mi afrontar la situación? 
Más adelante os contaré como termina definitivamente esta operación pañal.

lunes, 16 de julio de 2018

Guardería sí vs. Guardería no

Hay padres que no tienen elección en cuanto a poder decidir si llevar o no a sus hijos a la guardería: Trabajan los dos y no tienen otra opción.

Después estamos las familias (actualmente minoritarias) en la que uno de los dos no trabaja. En mi caso soy yo (y no por elección, pero ese es otro tema).

En estos casos empieza la duda sobre llevar a los niños o no a la guarde.
Yo lo tenía decidido: No los iba a llevar, teniendo en cuenta que en casa solo entra un sueldo los números no salen para todo, ya que no son precisamente baratas y más teniendo en cuenta que son dos niños a los que habría que matricular.

Pero aún así empezaron a asaltarme las dudas.
Todo el mundo empieza a preguntar: "¿Cuando empezaran la guardería? "
Ya dando por hecho que deben ir. Y cuando dices que no irán entonces empiezas a escuchar comentarios del tipo: "pues allí aprenden un montón"

Debido a la presión social empecé a pensar que perjudicaría a mis hijos por no llevarles. Pero pasa el tiempo y te vas reafirmando como madre, vas conociendo cada vez más a tus hijos y te deja de importar lo que diga la gente.

Mi opinión sobre este tema, después de leer a expertos y madurar como madre, es que la guardería no es algo necesario para el desarrollo del niño.

Los niños en generaciones anteriores eran una minoría los que iban a guardería (ya que las madres no solían trabajar fuera de casa) y eran escolarizados a los 4 años, no a los 3 como ahora, y todos aprendían a hacer todo sin ningún problema.

Es verdad que si van a la guardería adquieren antes habilidades como comer solos, dormirse solos, etc,...pero vamos son cosas que todo el mundo antes o después sabe hacer. No conozco a ningún adulto que no sepa comer con cuchillo y tenedor.

Después está el tema de que trabajan conceptos como los colores, preescritura y pintura, etc... por lo que desarrollan ciertas habilidades que cuando empiezan el cole se nota que el que no va a la guarde va un poco por detrás, pero no tardan más que unos pocos meses en ponerse al mismo nivel que los otros niños.

Además, muchos de estos conceptos también los aprenden en casa. El hecho de que no vayan a la guardería no significa que no aprendan con sus familiares interactuando y jugando con ellos de una forma natural. Y sobretodo a través de la imitación.

En mi caso en concreto también jugamos con puzzles, cuentos,etc.. a través de los cuáles van adquiriendo también nuevos conceptos como los colores.

Como os comentaba en el post de "mis hijos han empezado a andar con 21 meses" actulamente hay mucha prisa para que aprendan hacer todo enseguida y antes que el vecino. 
Y después nos quejamos de que crecen demasiado deprisa y el tiempo pasa muy rápido...

En definitiva mi conclusión es esta: La guardería no es imprescindible pero tampoco es perjudicial. 

Pienso que si no es estrictamente necesario, no llevaría a mis hijos a la guarde antes del año y medio más o menos que es cuando empiezan a beneficiarse de esos nuevos aprendizajes.

Y desde mi punto de vista, por debajo de esa edad donde mejor cuidados y atendidos estan es con sus familiares y su entorno.

Por eso y de ahí el post de hoy, este año mis hijos sí iran a la guardería.

Los motivos son los siguientes:

Teniendo en cuenta que son dos niños de la misma edad, tal y como van creciendo se me hace más complicado estar sola con ellos.

Estar en casa con los dos es agobiante para ellos y para mi. Ya que tienen cada vez más necesidad de movimiento.
Y además a la hora de intentar hacer puzzles, leer cuentos, etc,...cada vez se complica más porque si uno está por la labor pero el otro no ya poco puedes hacer.

Salir con los dos sola al parque y a la calle en general cada vez también es más difícil porque no quieren estar en el carro y no paran de rodar de un sitio a otro y cada uno por su lado.

Así es que si hay algo que sí  que me tiene un poco "con el come come" es que por el hecho de ser dos les tengo que limitar más de la cuenta y eso sí que no me gusta nada.
(Al igual que los quería apuntar a la piscina y no lo he hecho hasta este verano porque me lo veía muy complicado ir sola con ellos)

Por otra parte, hemos tenido la suerte de obtener plaza en una guardería subvencionada así que en lo económico no nos supondrá ningún problema.

Y así las cosas, en dos meses empezaran la guardería. Para ellos será un cambio tremendo pero para mi también.
Ellos los primeros días llorarán y yo también 😅
Aunque ahora solo veo los beneficios del hecho de que vayan sé que cuando llegue el día lo voy a pasar muy mal.

¿Y vosotras estáis a favor o en contra de las guarderías? ¿Lleváis a vuestros hijos? ¿Desde que edad?