Redes Sociales

siguenos en facebook sígueme en Instagram

martes, 30 de enero de 2018

Como conseguir que nuestros hijos duerman bien por las noches

Hoy vengo a hablaros de un tema que nos lleva de cabeza a los padres: 
Sí, cómo conseguir que nuestros hijos duerman del tirón.
Creo que para esto, sinceramente, poco se puede hacer.

Pero en este post voy a contaros mi experiencia y si alguien le sirve de ayuda y le va bien, pues genial. 


Debo reconocer que en este tema he tenido mucha suerte con mis hijos.

Desde los tres meses duermen del tirón.

 
Pero vayamos por partes:

Cuando nacieron se pasaban el día durmiendo, de hecho la primera semana los teniamos que despertar nosotros para que comieran. 


Pasada la semana, ya no hacía falta, se pasaban el día igualmente durmiendo, pero cada tres horas, como dos relojes se despertaban.

Pero llegaba la noche y...ay la noche! No había forma de hacerles dormir. 

Se hacían las 10 de la noche y no había quien los durmiera, y cuando por fin después de varios biberones conseguiamos que se durmieran a la hora como mucho ya estaban pidiendo comida otra vez.

Sobre todo los primero días apenas dormiamos.

Así que, el primer mes y medio fue horroroso ya que no conseguíamos dormir más de unas tres o cuatro horas.

Una pediatra del hospital nos lo dijo claro:


"Hay niños que nacen con los ritmos cambiados y poco se puede hacer, más que intentar descansar tú cuando lo hagan ellos. Poco a poco ellos solos se irán regulando, pero más teniendo en cuenta que son niños prematuros aún les costará más". 

 
Y así fue.

Me acuerdo que cuando tenían un mes y medio más o menos intentábamos que a partir de las 7 de la tarde no durmieran más.
Pero de verdad, que había días que ya podías cojerlos en brazos, hablarles, tocarles,...estaban fritos y no había quien pudiera despertarles. 


En la revisíón del mes la enfermera de pediatría me preguntó si dormian bien. Y yo le dige: "Si, pero de día, de noche no"

Y me contestó: "pues no les dejes dormir de día..."
Y yo me quedé pensando: En serio, y como se hace eso? 

Porque ya os digo yo, y muchas ya lo sabreis que es prácticamente imposible. 


Además por más duro que se nos haga no se pueden cambiar los ritmos de los bebés tal y como nos venga bien a nosotros, sino que somos los padres los que debemos adaptarnos a la situación. Y sí, es duro, pero todo termina pasando.

Pues bien, a partir del mes y medio empezaron a espabilarse un poco más durante el día y a dormir algo más de noche, y empezó a ser todo un poco más llevadero.
Sobre los 2 meses ya dormían desde las 10:30 o 11h hasta las 4 o las 5 de la madrugada y así poco a poco a los tres meses ya no se despertaban hasta las 8 de la mañana más o menos.

A los 12 meses dejaron de hacer la siesta mañanera y desde entonces solo hacen una siesta al mediodía.


Actualmente antes de las 21h ya estan durmiendo y suelen despertarse entre las 8 y las 9 de la mañana. 





Esto, evidentemente no siempre es así. Hay temporadas de todo, a veces hacen siestas de una hora y a veces de tres. También hay noches malas de vez en cuando, ya sea porque estén malitos o por cualquier otro motivo se despiertan y les puede costar dormirse.

Ahora por ejemplo, llevamos un mes que hay noches que uno de ellos se puede despertar entre las 5 y las 6 de la mañana pidiendo un biberón (cuando desde los 3 meses no lo hacía) y luego sigue durmiendo hasta las 9h de la mañana.


Esto, tal y como os comentaba en el post sobre la crisis del año y medio (que tengo mis dudas de que sea una crisis como tal) son fases y temporadas que pasan los niños y creo que como padres solo podemos tener paciencia y dejar que las cosas tomen su curso.

¿Que hago si me pide un biberón a las 6 de la mañana y si no se lo doy está todo el rato llorando? 
Pues se lo doy y todos a seguir descansando.
Posiblemente se lo pida el cuerpo. 
Nosotros si una noche nos desvelamos y nos apetece beber agua o comer algo nos levantamos y lo hacemos. Pues ellos igual.

A veces me preguntan que como lo hice para que durmieran toda la noche desde tan pequeños y en su cuna (sobre colecho o no colecho haré otro post para que no se haga tan largo), y la verdad es que no hice nada. 

Como ya os he dicho, pude comprobar por mi misma como no es posible cambiarles los ritmos.

En la red esta lleno de consejos y tips para conseguir que duerman bien: que si musica clásica, que si una lucecita, que si enrollarlos con una manta para que tengan una sensación parecida a cuando estaban en el útero,...

Yo creo, que al final, nada de esto funciona (o por lo menos en mi caso no ha sido así) sino que ellos solos se van regulando y como cada niño es un mundo unos hacen unas cosas antes y otras más tarde y nosotros no podemos hacer más que aceptarlos, quererlos y respetar sus ritmos.

Lo único que he hecho siempre, pero la verdad esto no se si tiene algo que ver, es acostumbrarlos a horarios y rutinas.
No lo con la finalidad de que durmieran toda la noche.

Lo hice así, por una parte porque al ser dos quería que fueran al mismo ritmo para comer y dormir.

Y el otro motivo es porque yo en mi vida, en general, soy una persona organizada, metódica y de rutinas, y la verdad, no se si hubiera sabido hacerlo de otra manera.

Me gustaría que contarais vuestra experiencia y si os funcionó algún truco para que durmieran más y mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario