jueves, 20 de julio de 2017

Que significa correr para mi

Siempre he sido una persona sedentaria, nunca he practicado ningún deporte.

De niña fui a clases de ballet, sevillanas, gimnasia rítmica y luego de adolescente fui unos años a clases de aeróbic (pero nada demasiado en serio)

Llegó la época de la universidad y por incompatibilidad de horarios y un poco también por comodidad dejé de practicar todo tipo de actividad física. 

En el año 2013, después del verano, cuando llega septiembre y la época de nuevos propósitos, decidí que debía perder esos kilos de más que ya llevaba acumulando desde hacía unos cuantos años; así que debía empezar a moverme.


En ningún momento se me pasó por la cabeza ponerme a correr: Decidí salir a andar todos los días. Busqué una ruta cerca de mi casa (de unos 3km) y me puse a ello.

Los primeros días llegaba a casa bastante cansada, pero después de una semana me di cuenta que lo que estaba haciendo era muy poca cosa, que cuando llegaba a casa me sentía igual y no me suponía ningún esfuerzo.

Entonces me vino la brillante idea de probar a correr algunos metros ( a mi!!! que nunca en la vida me hubiera visto corriendo!!! que me agobiaban todos los deportes en los que notaba que me faltaba un poco el aliento!!! que me quería morir cuando en el instituto nos hacían hacer el odiado test de cooper!!!); pero sí lo intenté y me puse a ello.

Los inicios fueron muy lentos, no se me ocurrió buscar por internet, ni en otro sitio ningún plan de entrenamiento. Lo hice a mi manera.

Corría unos metros y cuando me faltaba el aliento paraba y seguía andando y así poco a poco viendo como cada día iba aguantando un poquito más me fui motivando.

Para que os hagáis una idea “de lo verde” que estaba, al principio no corría ni un minuto seguido, y luego andaba siete u ocho minutos.( me rio yo cuando hay personas que dicen: “Yo el primer día no aguanté ni diez minutos”)

Pero como si algo tengo es que soy una persona constante y comprometida con las cosas que me propongo, con constancia y voluntad lo conseguí.


Sin darme cuenta empecé a engancharme a esto del “running” 


Y a partir de ahí, empecé a buscar información en internet, a tomarme mis entrenamientos en serio, con metas más exigentes con el objetivo de ir sumando kilómetros y de sentirme cada vez mejor conmigo misma. 




En uno de mis entrenamientos

En agosto de 2014 hice mi primera carrera de 5km.

A los pocos meses de empezar a correr e ir a por el objetivo de los 5km ya poco me importaba mi aspecto físico y el perder esos kilos de más; porque es verdad que estaba adelgazando y en ese sentido estaba cumpliendo mi objetivo, pero ya no era ese el único motivo para calzarme las zapatillas y salir a correr casi cada día.

Porque de repente fui consciente de que no era solo un cambio físico lo que estaba experimentando, sino también uno mucho más importante: Un cambio mental y psicológico.

Me siento con más confianza conmigo misma, capaz de superarme, capaz de poder conseguir aquello que me proponga. Porque si algo me ha enseñado el "running" es que los obstáculos y los límites nos los ponemos nosotros. 


Cuando termino de correr, aunque este muy cansada, me siento con mucha energía, contenta y con un estado de ánimo positivo, (esto es debido a que nuestro cuerpo libera endorfinas mientras corremos. Haré un post donde hablaré detenidamente de esto) así que como me gusta sentirme así de bien, voy a seguir quemando zapatillas por muchísimo tiempo más.

Ahora como os podréis imaginar con dos bebes de 13 meses en casa no salgo todo lo que me gustaría. Lo hago tres veces por semana, cuando antes lo hacía cuatro o cinco; pero soy consciente de mis limitaciones, y dentro de mis posibilidades disfruto todo lo que puedo de este maravilloso deporte que tanto me aporta.

¿Y vosotros, también os gusta correr, o practicais algun otro deporte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario