viernes, 14 de julio de 2017

La noticia que nunca esperas: "Que vienen dos"


Despues de la primera falta, un 29 de octubre de 2015 me hice el test de embarazo en casa y ahí estaba la gran noticia: "Estaba embarazada".; y lo que no sabía es que "la verdadera gran noticia estaba aún por llegar"....

A los pocos días fuí a la matrona y me dio cita para analíticas, más consultas con ella y la primera ecografía. Como durante todo el embarazo he ido por la Seguridad Social la primera ecografía no me la hice hasta la semana 12, un 23 de diciembre de 2015, justo el día que cumplía las 12 semanas.

La espera para que llegara "el día D" se me hizo un poco largo la verdad, pero a parte de eso transcurrió todo con mucha normalidad, no tuve demasiados síntomas y estaba muy bien y muy contenta.

Por fin llegaba el día y allí que me fui con mi madre (ya que mi marido no pudo venir por trabajo), llegamos al hospital y después de más de una hora en la sala de espera me hacen pasar.

Me tumbo en la camilla y nada mas la ginecóloga puso el aparato en mi vientre y apareció la primera imagen pensé. "Uis! cuantas cosas pequeñitas por ahí flotando",...pero con toda la inociencia del mundo, pensando que era de lo más normal, y sin pensar nada más (claro, una no va a su primera eco pensando: "a ver si hay uno o dos,...." o por lo menos no en mi caso) 





Y de repente la ginecóloga soltó por su boca la frase que empezó a cambiar mi vida: "Uy! pero si aquí tenemos a dos pequeños"

Mi reacción inmediata fue ponerme a llorar, no lloraba de tristeza, ni de alegría,...simplemente lloraba. Fue un momento de auténtico caos:

  • -La enfermera gritando de alegría: "Que bonito, que bonito"
  • -Mi madre se puso casi igual de nerviosa que yo y no paraba de decirme: "Tranquila tranquila, que te ayudaremos en lo que necesites",.... y
  • -La gine empezó a soltarme a "rajatabla" todos los riesgos de un embarazo gemelar

(Ahora mientras lo redacto, lo recuerdo y no puedo evitar que me de la risa)

Yo no me enteraba de nada porque mi cerebro estaba en shock y era incapaz de prestar atención y mucho menos asimilar tanta información; así que pensé: "Sé que me está contando cosas importantes y no soy capaz de enterarme de nada, luego cuando este más tranquila le digo que me lo vuelva a explicar".

Afortunadamente ella se dio cuenta y cuando me vio más tranquila me lo volvió a repetir todo, sin tener que pedírselo yo.

Salimos de la consulta y llegé a casa, al rato llegó mi marido de trabajar y le solté la noticia; él la verdad que se puso al instante super contento, sólo veía cosas positivas de tener gemelos, yo seguía llorando y seguía en shock,...seguía igual, ni triste ni contenta, solo estaba intentando asimilar lo que me acababan de comunicar.

Ese día estuve toda la tarde flipando, se me pasaron las horas volando sin hacer nada, sentada en el sofá hablando con mis familiares por teléfono.

La verdad que la reacción de mi familia y sobre todo ver lo contento que se puso mi marido me ayudó a  verlo desde el primer momento como algo bonito y en ningún caso como un problema.

Al día siguiente, me levanté super contenta y feliz; empecé a sentirme afortunada de poder convertirme en mamá de gemelos y la verdad que a día de hoy con mis hijos recién cumplido su primer añito me siento igual de afortunada.

¿Y tu, como asimilastes la noticia? ¿También te pilló tan desprevenida o sabías que tenías probabilidade
s?

No hay comentarios:

Publicar un comentario